Plan Nacional de Subdesarrollo para el Medio Ambiente

Compartir

Por Camila Andrea Rueda Rueda

Hace unas semanas y como todos lo esperábamos se aprobó a “pupitrazo” el Plan Nacional de “Desarrollo” del actual Presidente de la República. La tarea realizada por la Bancada Alternativa en la Cámara de Representantes fue titánica y con argumentos claros y certeros, se lideraron diversas proposiciones en relación al cuidado y protección del ambiente. Pero pese a ello, se mantuvieron diversas posturas regresivas en materia ambiental. El pasado jueves en la tarde, tuvimos la esperanza de que el Plan de Desarrollo se discutiera en el Senado, para lograr eliminar artículos que atentan contra los recursos naturales colombianos. Lamentablemente, no fue así y cerramos el día con un PND que no atiende a los compromisos nacionales e internacionales del Estado con el ambiente.

El primer tema aprobado y el que nos causa gran preocupación, teniendo en cuenta los compromisos internacionales adquiridos por el país en el Acuerdo de Paris, es el de Deforestación. Se aprobó en el PND una meta que permite la pérdida de 252.000 hectáreas de bosque al año, autorizando al Gobierno a que durante el cuatrienio se talen cerca de 1.100.000 hectáreas. Con esta medida, pareciera que el Gobierno reconoce entonces su incapacidad institucional para contrarrestar ese fenómeno. O es una apuesta por militarizar zonas rurales con la bandera de evitar la deforestación?

«La tarea realizada por la Bancada Alternativa en la Cámara de Representantes fue titánica y con argumentos claros y certeros, se lideraron diversas proposiciones en relación al cuidado y protección del ambiente»

Camila Rueda

Es falso que el Gobierno Nacional, haya modificado la meta para evitar la deforestación, más bien permite que se talen más hectáreas. En este caso, como es común, es un hábil juego de palabras. Entre el primer y el segundo debate, la meta no varío. Lo que cambió fue la forma de calcularla, toda vez, que ya no será sobre las hectáreas totales deforestadas en 2017, sino sobre la proyección del cuatrienio realizada por el IDEAM.

En materia de Deforestación, es necesario establecer una meta que nos permita cumplir con el Acuerdo de París, y el Gobierno Nacional es responsable de mitigar uno de los mayores problemas socio-ambientales del país. La meta en materia de deforestación debe estar encaminada a la disminución de hectáreas deforestadas, no ha permitir anualmente un número constante de hectáreas taladas durante el cuatrienio. La meta del Gobierno permite mayor deforestación.

Por otra parte, en el PND se menciona un tema que ha causado grandes polémicas y deja muchas preguntas sobre la apuesta del Gobierno de fortalecer la producción petrolera. En las Bases del Plan mencionan los Yacimientos No Convencionales, situación que deja ver la intensión de implementar el Fracking en Colombia, contradiciendo el compromiso de campaña del Presidente Duque de no permitir el Fracking en el país. Esta práctica, a nivel mundial, tiene grandes críticas dadas las afectaciones a la salud humana y al agua colindante.

Y para continuar con desilusiones, en el PND encontramos el camino a la existencia de Concesiones Portuarias vitalicias y la construcción de puertos que afectan el medio ambiente, como es el Puerto de aguas profundas en el Distrito Regional de Manejo Integrado Golfo de Tribugá – Cabo Corrientes. Estas obras ponen en grave riesgo el patrimonio biocultural y los comportamientos ancestrales de las comunidades étnicas que se encuentran en la zona.

El puerto autorizado por las Bases del PND a construirse en el Golfo de Tribugá, busca atravesar una carretera por la Serranía del Baudó, lo que atentaría contra las especies marinas de la zona, los manglares del pacífico, la selva chocoana y atacando el único Hot Spots de biodiversidad del país. Ha dicho el Subdirector General Sectorial del DNP, en medios de comunicación, que no se construirá dicho puerto. No obstante me pregunto entonces dónde se construirá el Puerto de Aguas Profundas aprobado en el PND para la Región del Pacifico Norte. ¿Le cambiaron el nombre? Esperemos que este anuncio se cumpla y se proteja la biodiversidad sobre los intereses económicos. 

A las apuestas de destruir el ambiente aprobadas en el PND antes mencionadas, se suma  la intención del Gobierno de reanudar la aspersión aérea con Glifosato en cultivos ilícitos, la propouesta de que sean las comunidades quienes deban pagar por la realización de las Consultas Previas, la posibilidad de que el país cuente con licencias ambientales express y la apertura del camino a la existencia de un Derecho Blando en los procedimientos de licencias ambientales.

«En las Bases del Plan mencionan los Yacimientos No Convencionales, situación que deja ver la intensión de implementar el Fracking en Colombia, contradiciendo el compromiso de campaña del Presidente Duque»

Camila Rueda

Nos esperan cuatro años de liderar acciones por la defensa y protección del ambiente. Nuestro corazón verde y el compromiso que hemos asumido para proteger la casa común, nos convoca a exigirle al Gobierno Nacional que cumpla sus propuestas de campaña, que adopte una real postura de salvaguarda de recursos naturales y ante todo se respeten los postulados de la llamada Constitución Ecológica. Esto permitará al país avanzar en la conservación, cuidado, defensa y protección de sus ecosistemas estrategicos.

A %d blogueros les gusta esto: