Mermelada diplomática con sabor a Centro Democrático

Compartir

El senador Antonio Sanguino denuncia un borrador de decreto de la Cancillería colombiana en el que se permitiría acreditar la experiencia laboral para cargos provisionales en el exterior con una declaración juramentada ante notaría.

14 de mayo de 2019. El senador de la Alianza Verde, Antonio Sanguino, revela un borrador de decreto del Ministerio de Relaciones Exteriores en el que se ajustan las condiciones para acreditar la experiencia laboral de los aspirantes a cargos diplomáticos provisionales a través de una sencilla declaración juramentada ante notaría.

«Este decreto abre la puerta para que los amigos y cuotas políticas del Presidente Iván Duque, que no tengan experiencia alguna en el manejo diplomático puedan ir a una notaría en cualquier parte del país y certificar que trabajaron por X número de años como independientes»

Antonio Sanguino, Senador Alianza Verde

El decreto, que aún no ha sido firmado por el Canciller Carlos Holmes Trujillo, señala que “cuando el interesado haya ejercido su profesión o actividad en forma independiente, la experiencia se acreditará mediante declaración juramentada ante Notario”. Lo anterior reduciría la acreditación de experiencia profesional a la discrecionalidad del aspirante ya que, ante al notario, no es necesario adjuntar certificaciones ni descripción de las funciones desempeñadas. De aquí en adelante quien no tenga los años necesarios de experiencia podrá certificar todos o parte de ellos como “independiente”.

Frente a esta escandalosa propuesta del Ministerio de Relaciones Exteriores, el senador y vicepresidente de la Comisión Segunda del Senado, Antonio Sanguino calificó el decreto como la legalización de la mermelada diplomática. “Este decreto abre la puerta para que los amigos y cuotas políticas del Presidente Iván Duque, que no tengan experiencia alguna en el manejo diplomático puedan ir a una notaría en cualquier parte del país y certificar que trabajaron por X número de años como independientes. Esto va en detrimento de la profesionalización del servicio exterior”.

La falta de experiencia profesional para aspirar a cargos públicos parece ser la constante en el Gobierno del Presidente Duque.  Situaciones como la de la suspendida directora de la Agencia de Desarrollo Rural, Claudia Ortiz se volverían rutinarias. Ella, sin tener la experiencia legal requerida, la acreditó como independiente con declaración juramentada en notaría.

Desde agosto de 2018, cada vez son más los nombramientos de personas cercanas al uribismo que no cuentan con una experiencia diplomática adecuada. Nombramientos como el de la diseñadora gráfica y colaboradora del portal uribista Los Irreverentes, Lezli Kalí, en el puesto de segunda secretaria de la Embajada de Bélgica, que presenta como credencial su cercanía con el embajador de Colombia ante la OEA, Alejandro Ordoñez. También, las seguidoras más recalcitrantes del uribismo como Erika Salamanca y Claudia Bustamante, quienes están hoy en el consulado en Washington y en el consulado en Orlando, respectivamente, sin acreditar ningún tipo de experiencia profesional en el manejo de relaciones diplomáticas. “Al parecer los requisitos para ser parte del servicio diplomático en este Gobierno son los de ser amigos del Centro Democrático e ir a certificar experiencia en la notaría más cercana”, manifestó el congresista.

Conozca aquí el borrador de decreto de la Cancillería

A %d blogueros les gusta esto: