Asomunicipios de Norte de Santander se pronuncia en contra de reanudar aspersión con glifosato

Prensa A. Sanguino/ mayo 4, 2020/ EN LAS REGIONES, PRENSA

Compartir

Los Alcaldes de la Subregión del Catatumbo y Provincia de Ocaña fueron notificados por parte la Policía Nacional – Dirección Antinarcóticos y la Agencia Nacional de Licencias Ambientales – ANLA del procedimiento administrativo que se adelanta para la modificación del Plan de Manejo Ambiental de la actividad “Programa de Erradicación de Cultivos Ilícitos mediante la Aspersión Aérea con herbicida Glifosato –PECIG.

Bogotá, 04 de abril de 2020. Los integrantes de Asomunicipios en Norte de Santander a través de un comunicado le han solicitado al Presidente Iván Duque suspender y replantear el programa de erradicación forzosa y aspersión aérea de cultivos de uso ilícito con glifosato. Todo esto se debe, a la circular que recibieron por parte de la ANLA diferentes alcaldes de Norte de Santander, para realizar estudios de impacto ambiental.

Diferentes alcaldes y congresistas se han opuesto a la realización de estos estudios y reanudar la aspersión con glifosato, mucho menos en estos momentos de crisis sanitaria por la pandemia mundial del COVID-19.

Entre los opositores a esta circular de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, se encuentra el senador Antonio Sanguino de la Alianza Verde, que le ha manifestado al Gobierno Nacional a través de una carta, la suspensión de la circular que atenta contra el derecho de las comunidades y va en contra por lo dispuesto por la Corte Constitucional. “Ni por la pandemia del COVID-19, el Gobierno de Iván Duque suspende la aspersión aérea con Glifosato. Esos territorios que están en vilo por las pésimas condiciones hospitalarias, ahora el Ministerio de Defensa quiere sumar la fumigación,” recalcó el senador Sanguino.

Por otra parte, en el comunicado enviado por Asomunicipios, le solicitan al Presidente tener en cuenta las recomendaciones por parte de las organizaciones de la salud. “Atender las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud – OMS y al principio de precaución expresado por la Corte Constitucional en sentencia C-239 de 2002, que exigen que la vida y el medio ambiente sean prioritarias en la toma de decisiones de las autoridades públicas, en especial cuando no existe suficiente evidencia técnica y científica que demuestre que el uso glifosato no genera riesgo alguno para la vida de los seres humanos y la sostenibilidad del medio ambiente. Igualmente, en el marco de la emergencia sanitaria por COVID-19 y su decreto 491 de 2020 solicitamos la suspensión de los términos del procedimiento administrativo de modificación del plan de manejo ambiental del programa de erradicación,” enfatiza el comunicado por Asomunicipios.

Para leer el comunicado de Asomunicipios de Norte de Santander, presione aquí.

Compartir esta entrada