Los proyectos de ley que presentará el Senador Sanguino en esta legislatura

Compartir

Para su segundo año en el Congreso, el senador Antonio Sanguino ya tiene listo un paquete de proyectos de ley y debates de control político enfocados en sus tres ejes de trabajo: Paz, protección del ambiente y relaciones internacionales.

19 de julio de 2019. Mañana 20 de julio, arranca el segundo año de este Congreso y también el del senador Antonio Sanguino en esta corporación. Para este periodo, el Senador de la Alianza Verde volverá a presentar algunos de los proyectos de ley que no surtieron trámite en la legislatura pasada y otros nuevos que espera, lleguen a buen término.

Uno de ellos, y que lo radicará junto con la ‘Alianza Interpartidista para una nueva política de drogas’, es el de prohibir el uso del glifosato para la aspersión de cultivos ilícitos. Son evidentes las afectaciones que genera este herbicida en la salud humana y el ambiente, que es considerado además “posiblemente cancerígeno” por la Organización Mundial de la Salud, por lo que usarlo en la aspersión de cultivos ilícitos no solo ataca momentáneamente esos cultivos, si no destruye todo el ecosistema del área asperjada. “El glifosato ha demostrado ser ineficiente y costoso en la lucha contra las drogas, además de los efectos colaterales que trae en las fuentes hídricas y en los cultivos lícitos. El Gobierno expone a las comunidades en lugar de ofrecerle una oferta integral de sustitución de cultivos”, dijo el Senador Sanguino respecto a este proyecto.

En la misma línea de protección al ambiente, el congresista radicará un proyecto de ley que prohíba el Icopor en Colombia. Este derivado del plástico ya ha sido prohibido en 8 países del Caribe, por los peligros que representa para el ecosistema marino cuando este llega a los océanos. También, en algunos municipios de Boyacá y Antioquia han restringido su uso y ahora se busca que la medida sea nacional. “Sabemos las implicaciones que este proyecto tendrá en la industria de plásticos, por eso el articulado contempla que las empresas tendrán un periodo de 10 años para sustituir el Icopor. Sin embargo, como mecanismo para empezar a mitigar su uso, incluimos la restricción de objetos hechos con este material en zonas costeras y áreas protegidas”, explicó Sanguino. Así mismo, el proyecto busca que, a partir de la sanción de la ley, ninguna entidad o institución del Estado contrate con proveedores que utilicen el Icopor.

Por otra parte, el Senador presentará un proyecto que busque reglamentar las actividades de la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, de la que él es el único miembro de la oposición y que, lamentablemente, nunca ha sido convocada por el Presidente Iván Duque, pese a las dificultades en materia de política exterior que hemos tenido en Colombia en los últimos meses. “Lo que buscamos con este proyecto es que se ‘despolitice’ la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores y se convierta en un órgano al que el Presidente de la República pueda acudir para brindar línea sobre el manejo de la política exterior de Colombia”, precisó el senador. 

En esta periodo, el senador volverá a presentar dos articulados que se engavetaron en la legislatura pasada: el proyecto de Ley que busca eliminar los intereses y la capitalización de los mismos, en los créditos del ICETEX y el proyecto de ley que crea el Servicio Social para la Paz, como alternativa al Servicio Militar. “Con el primer proyecto se beneficiarían todos los jóvenes que hoy en día están arruinados por la capitalización de los intereses del ICETEX. Estos créditos, en lugar de ser un mecanismo para acceder a la educación, termina poniéndole una talanquera a este derecho fundamental. Y por otro lado, la fuerza y el servicio de los y las jóvenes es lo que necesitamos para continuar transitando el camino hacia la Paz. El servicio social que proponemos es aquel que vaya enfocado a trabajar por la construcción de paz, por la garantía de los Derechos Humanos en los territorios, y que la única opción no sea el servicio militar”, describió el congresista.

En materia de control político, el Senador ya tiene aprobado un debate en plenaria para el caso de Hidroituango y las consecuencias sociales y ambientales que esta construcción está teniendo en los municipios de Antioquia y hasta el momento no se han encontrado responsables. “Esperamos que durante esta Presidencia, se pueda agendar el debate, que tenemos aprobado desde octubre de 2018”, manifestó el senador.

Se espera que durante este periodo legislativo puedan avanzar los puntos de la consulta anticorrupción que volverá a presentar en bancada el Partido Alianza Verde; el proyecto de ley que prohíbe el fracking en Colombia, en el que el senador será coautor y las 16 curules para las víctimas, proyecto que presentará en coautoría con el senador Iván Cepeda y los congresistas que defienden la implementación completa del Acuerdo de Paz.

A %d blogueros les gusta esto: