Comisión de paz analiza crisis fronteriza, migratoria y diplomática con Venezuela

Compartir

Otra cifra que preocupa a la autoridades cucuteñas es la inseguridad, la cual también presenta cifras alarmantes, sobretodo el atraco callejero.

Boletín de prensa
Redacción Política

Bogotá D.C., diciembre 9 de 2018

Con el propósito de adelantar un diagnóstico de la realidad que afronta Cúcuta, como ciudad fronteriza y receptora de numeroso ingreso de inmigrantes venezolanos, lo que mantiene a la capital de Norte de Santander en una aguda crisis social, en cuanto deben ser atendidos en sus necesidades en salud, nutrición, agua, Saneamiento básico, educación, vivienda, e inserción laboral, entre otros temas, la Comisión de Paz del Congreso de Colombia sesionara este lunes 10 de diciembre en esta ciudad.

Los miembros de la Comisión de Paz se reunirán en el recinto de la Asamblea Departamental y en sesión informal conocerán de manera específica los pormenores de la crisis que afronta la ciudadanía. También participarán las autoridades nacionales, regionales y locales.

Para el senador Antonio Sanguino, copresidente de la Comisión de Paz, los miles de venezolanos que cruzan la frontera huyendo de la crisis humanitaria que vive su país, al llegar a Colombia afrontan una serie de dificultades que hacen difícil su permanencia en territorio nacional y que ha desbordado la capacidad institucional colombiana, para una adecuada atención que mitigue sus problemas de: Registro, permanencia, empleabilidad, educación y salud y de manera especial ha afectado el desarrollo y capacidad institucional de la ciudad de Cúcuta”, advirtió.

“Cúcuta es la primera puerta del éxodo venezolano y los tres años de crisis migratoria mantienen a esta ciudad en una crisis económica que ha provocado un ritmo desacelerado del tejido empresarial, que se refleja en el alto número de cancelaciones de la matrícula comercial o cierres de empresas, tal como lo demuestran cifras entregadas en un informe presentado por la Cámara de Comercio de la ciudad: ‘Norte de Santander, como una Nueva Frontera’, “ indicó el senador Antonio Sanguino.

Los principales problemas por los que atraviesa la ciudad son el desempleo y la informalidad que han superado niveles históricos, advirtió Sanguino, al tiempo que citó el estudio, afirmando, que la ciudad registró una tasa de desocupación del 19,5 por ciento, la más alta desde 2013, llegando a 77.398 personas desempleadas”.

Sanguino advirtió que no se conocen cifras recientes, y que el tema de la informalidad no es menos grave. “Entre octubre y diciembre de 2017 se rebasó el margen del 70 por ciento y alcanzó un repunte histórico del 72,4 por ciento, develando que esta modalidad de trabajo se ha convertido en la principal fuente de ingresos para la población migrante”.

Otra cifra que preocupa a la autoridades es la inseguridad, la cual también presenta cifras alarmantes, sobretodo el atraco callejero, aseveró el senador Sanguino.

El copresidente de la Comisión de Paz, Antonio Sanguino, afirmó que de acuerdo con el censo realizado por Migración Colombia, Cancillería y la Unidad de Gestión del Riesgo, solo en Norte de Santander alrededor de 99 mil venezolanos tomaron la decisión de establecerse en la región “y todos ellos tienen derechos a servicios de salud, vivienda, trabajo y educación”. Explicó.

“A eso vamos a Cúcuta, a proponer una salida a la crisis que vive la frontera. Además, le vamos a exigir al Gobierno Nacional que asigne los recursos necesarios para atender la crisis migratoria, ya que los asignados en el conpes 3950 son insuficientes”, denunció el senador Antonio Sanguino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: