Plan de Seguridad para biciusuarios debe estar sujeto al mantenimiento de cicloinfraestructura

Compartir

Octubre 02 de 2017

Redacción política

Bogotá, D.C.

El Plan de Desarrollo Distrital “Bogotá Mejor para Todos” contempla la conservación o mantenimiento de 100 Kilómetros de ciclorrutas, de los cuales según el último reporte del Instituto de Desarrollo Urbano – IDU hasta noviembre de 2016 sólo se habían reparado 0,5 Kilómetros de ciclorrutas, lo que evidencia que hacen falta 95,5 por lograr tener mantenimiento en lo que resta de la actual Administración.

Para el concejal del partido Alianza Verde, Antonio Sanguino la infraestructura debe tener un espacio seguro para los usuarios de la bicicleta, protegiéndolos de vehículos motorizados y estando libre de obstáculos para, así, evitar accidentes.

Durante un recorrido realizado por la Ciudad durante la semana de la Bici se evidenció el deterioro absoluto de la ciclorruta de la Carrera 103 entre la Calle 13 y la Calle 26 en la Localidad de Fontibón, una de las primeras ciclorrutas construidas en la primera Administración de Enrique Peñalosa y que actualmente se encuentra en el completo olvido.

“También, realizamos un recorrido por la ciclorruta de la Carrera 13 entre la Calle 63 y la Calle 32, allí evidenciamos la disputa del espacio con el peatón, los vendedores informales y los automóviles. Esta ciclorruta es clave para la conexión con la Carrera 11 que mueve gran número de biciusuarios del norte y oriente de la ciudad hacia las Localidades de Chapinero, Teusaquillo, Santa Fé y La Candelaria”, denunció Sanguino.

Para Sanguino, la actual Administración debe contemplar seriamente el desmonte de dicha ciclorruta sobre anden y bajarla a la calzada, tal cual como se realizó con la famosa ciclorruta de la Carrera 11 entre la Calle 100 y la Calle 82.

Sanguino es claro en señalar que los gobiernos deben entender que invertir en la bicicleta es aumentar la disponibilidad de transporte para los más pobres, para quienes no tienen acceso a un automóvil, y para quienes los gastos en transporte alteran gravemente la economía de sus familias.

“La bicicleta es una opción real para movernos por la Ciudad de manera limpia y eficiente, su uso creciente nos demuestra que se pueden cambiar los hábitos de movilidad, y con ello reducir la inseguridad vial, la congestión vehicular. Sin embargo, el camino es largo, pero seguiremos trabajando por una movilidad sostenible” agregó Sanguino.

Oficina de Comunicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: