“Metas de atención a víctimas en 2017 son paupérrimas”: Sanguino

Compartir

Impacto del 0,05%

En conmemoración del 9 de Abril, día de las víctimas, el concejal y presidente de la Alianza Verde, Antonio Sanguino, anunció que una vez revisadas las cifras de atención a víctimas que proyecta el gobierno de Bogotá mejor para todos estás son desalentadoras.

El Concejal Sanguino dijo que en la actualidad, según el Registro Único de Victimas (RUV), en Bogotá viven 352.269 personas víctimas de la violencia. De ellas, el  48 por ciento se encuentran en condición de pobreza y 24 por ciento en condición de pobreza extrema, “pese a ello la destinación presupuestal en materia de generación de ingresos para esta población representa sólo el 0.17 por ciento”, puntualizó.

Las metas de la estrategia de estabilización socioeconómica para la inclusión productiva de las víctimas de Bogotá es atender a 200 personas, de entre las 207.365 que tienen entre 18 y 60 años de edad, lo que representa el 0.096%. Con el agravante de que según la Contraloría Distrital el 90% de ellas están en el sector de la economía informal.

“Atraso irrisorio”

“No es menos dramática la situación en el sector de Integración Social pues en las metas propuestas para el cuatrienio, algunas de ellas no reportan cubrimiento alguno y otras tienen un alcance irrisorio” advirtió Sanguino.

Un ejemplo claro de esta dramática situación es la población de 161.877 menores de edad víctimas del conflicto, pues sólo serán atendidos 450, es decir el 0,002 por ciento.

Por otro lado, en el acceso a la educación superior, no es claro todavía cuantos cupos se destinaran a esta población.

Vivienda para víctimas

En el renglón del derecho a la vivienda durante el cuatrienio pasado, 2.996 hogares pudieron acceder al programa de viviendas gratuitas. En este aspecto, esta alcaldía empezó mejor pues suscribió con el Gobierno Nacional el Pacto por la Vivienda que consiste en brindar 80.000 subsidios para acceder a un hogar.

“No obstante según las metas de la Secretaria de Hábitat, de estos subsidios sólo se destinaran 1.000 de ellos a acompañar a víctimas del conflicto” denunció Sanguino.

En el ámbito nacional las cifras no son más alentadoras, pues en el año 2011 se expidió la Ley de Victimas (Ley 1448 de 2011) que tiene una vigencia de 10 años y que con la mitad de su validez ya cumplida tiene aún grandes retrasos. La reparación por homicidio y desaparición forzada es de 40 salarios mínimos, reclutamiento forzado 30 salarios mínimos y desplazamiento forzado 17 salarios mínimos.

Letra muerta

Sin embargo, con el escaso cumplimiento la Ley 1448 puede quedar en letra muerta. Esto, teniendo en cuenta que según cifras de 2015 de la Unidad Nacional para las Victimas había 552.706 personas indemnizadas y el reto es reparar a 5,9 millones a nivel nacional.

Según el profesor Luís Jorge Garay son más de 6 millones 600 mil hectáreas a restituir con esta ley de víctimas y a junio de 2016, reconocido por el Presidente Juan Manuel Santos, sólo 200 mil hectáreas han sido restituidas, lo que no constituye ni siquiera un 5 por ciento del total. Esto significaría que en los cinco años que hay de junio de 2016 al mismo mes de 2021 se debe restituir más del 90% de la meta que estaba propuesta para diez años.

“Con estos balances en Bogotá, es probable que se deje de atender a una inmensa mayoría de las víctimas, pues no hay metas claras o promedios de atención aceptables. Mientras tanto en el resto del país, a la ley de victimas parece que 10 años le quedaran cortos y que terminará pidiendo tiempo.

“Ante este panorama se necesitan acciones correctivas inmediatas para que los afectados por este conflicto puedan ser reparados”, enfatizó el concejal Antonio Sanguino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: