La privatización de ETB solo sería una solución temporal para cubrir huecos de presupuesto”: Sanguino

Compartir

“Se proponen soluciones de corto plazo, cuando en realidad se debe proyectar en un largo plazo como sostenible”.

En el marco del Cabildo Abierto “La No Venta de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá, ETB”, organizado por el Concejo Distrital, el Presidente del Partido Alianza Verde y Concejal de Bogotá, Antonio Sanguino insistió en que la privatización de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá, ETB, sólo sería una solución temporal para cubrir huecos de presupuesto que tiene la actual administración de la Capital del País.

“Se proponen soluciones de corto plazo, cuando en realidad se debe proyectar en un largo plazo como sostenible, negándole la oportunidad de construcción de oportunidades para Bogotá y el País”, puntualizó.

Para Sanguino, la privatización de la ETB se ha justificado ante la presentación de un bajo desempeño financiero de la empresa y la oportunidad de generar recursos para las metas del Plan de Desarrollo “Bogotá Mejor Para Todos”; sin embargo, los argumentos financieros presentados no son sólidos, ni válidos para justificar la venta de las acciones por parte del Distrito Capital en la ETB.

“Los argumentos financieros están sustentados en el corto plazo, y no en un largo plazo, lo que puede generar impactos económicos y sociales negativos en una época caracterizada por ser la era de la información y la comunicación; por lo tanto, se puede decir que la privatización de la ETB no está soportada adecuadamente, y que a la luz de experiencias anteriores, esta puede tener efectos negativos sobre el bienestar de la sociedad bogotana”, advirtió Sanguino.

Para Sanguino otra razón de peso para oponerse a la venta de las acciones de la ETB, es que se priva al Estado del control de un recurso estratégico como son las comunicaciones. “La ETB pública es un poderoso instrumento para cerrar la brecha digital y construir una ciudad competitiva e incluyente”.

En este sentido el impacto social se evidencia, por una parte, que en un mundo que se caracteriza por la globalización y la era de la información y la comunicación, la privatización de la ETB puede generar efectos negativos sobre la calidad de vida de las personas en cuanto empleo, tarifas y desarrollo de la infraestructura, lo que provocaría es un aumento en la pobreza y desigualdad, tal como sucedió con la venta de Telecom.

“La ETB si cuenta con la una infraestructura de fibra óptica que es más moderna que la de sus competidores Claro, Telefónica o UNE y esto le permite brindar las más altas velocidades de servicios a internet, además, de tener la posibilidad de brindar las mismas tecnologías en telefonía celular que cualquier otro operador en el país”, reitero el Concejal de Bogotá, Antonio Sanguino.

@AntonioSanguino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: