Dirigentes de la Alianza Verde se oponen a venta de las acciones de la Empresa de Energía de Bogotá

Compartir

El Presidente y Concejal por Bogotá Antonio Sanguino, algunos Parlamentarios e integrantes del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Alianza Verde, declaran su oposición al Proyecto de Acuerdo 473 de 2016, por el cual el gobierno de Bogotá en cabeza de su Alcalde Mayor Enrique Peñalosa pretende vender el 20 por ciento de las acciones de la Empresa de Energía de Bogotá.

Las razones por las cuales los dirigentes que firman el presente pronunciamiento, nos oponemos a la “falsa democratización” de la participación accionaria que posee el Distrito Capital en la EEB, son las siguientes:

1. El sector energético es estratégico para el país y la ciudad, por cuanto la energía y demás fuentes energéticas (combustibles como el gas) hacen funcionar otros sectores de la economía como la industria, el comercio, las comunicaciones, el transporte, la minería, etc. Pero también porque podría considerarse que la energía eléctrica es un servicio público esencial dado que es vital para el desarrollo de cualquier tipo de actividad económica y social.

2. La enajenación del 20% de la EEB solo sería una solución temporal que busca generar recursos inmediatos para cubrir el hueco presupuestal del Plan de Desarrollo Distrital “Bogotá Mejor para Todos”. Lo que espera recaudar la Administración Distrital por esta venta es aproximadamente 3.5 billones de pesos. Esta solución de corto plazo desestima el buen negocio que para el Distrito significa esta Empresa, ya que desde el año 2008 la ciudad ha recibido alrededor de $3,6 billones en utilidades. Si tomamos el promedio de los dividendos pagados al Distrito entre el 2011 y 2015 (475 mil millones de pesos), y los proyectamos a futuro, seguramente con estos recursos se podrían financiar importantes inversiones sociales.

3. En general las privatizaciones de las empresas públicas se han justificado por el bajo desempeño financiero de las mismas. Sin embargo, en este caso, la Empresa de Energía de Bogotá presenta indicadores envidiables, con una alta rentabilidad y un crecimiento sostenido, según EBITDA consolidado, del 15.2% anual entre 2011 y 2015. Adicionalmente, los ingresos operacionales han tenido una tendencia alcista, en el año 2014 se tuvieron ingresos cercanos a los $2,6 billones, el año 2015 fueron de $3,4 billones, y a junio de este año (2016) la cifra alcanzaba ya los $1,8 billones, con proyecciones al final del año cercanas a los $4 billones. Las anteriores cifras revelan que la empresa es un activo sólido con el que cuenta la ciudad para apalancar y financiar sus propias inversiones.

4. El Gobierno Distrital quiere hacer parecer la enajenación del 20% de las acciones de la EEB como una “democratización”; con el argumento principal de que ahora la ciudadanía podrá acceder y ser propietaria de un mayor número de acciones de la empresa, que mayoritariamente es pública. Sin embargo al ser el mercado de valores un mercado altamente sofisticado, complejo y con una alta volatilidad, las acciones no están siendo adquiridas por la ciudadanía. Desde el año 2010 se ha reducido casi a la mitad la participación de particulares en el mercado accionario, pasando del 40% en 2010 al 15% en 2015. Además las recientes depreciaciones de las acciones con alta participación de particulares, como las de Ecopetrol, han hecho renuentes a las personas y pequeños inversionistas a apostarle a este tipo de activos. En el año 2007, durante la primera colocación de acciones de Ecopetrol, el 5.1% de las acciones fueron adquiridas por personas naturales. Para el 2016, solo el 0,04% sigue siendo propiedad de personas naturales, la mayoría del paquete accionario fue absorbido por fondos de pensiones.

El afán por la consecución de recursos para financiar un Plan de Desarrollo mal presupuestado no debe significar un atropello al patrimonio público de los bogotanos, representado en la empresa de Energía de Bogotá, que además, es vital para la matriz energética de Colombia, en particular energía eléctrica y gas, ya que interviene en toda su cadena de producción (generación, transmisión, distribución y comercialización).

La enajenación del 20% de la EEB, tampoco, puede significar el apalancamiento de APP´s para la construcción de infraestructura vial para la ciudad en favor de grandes grupos económicos, y en detrimento de los bienes públicos de los bogotanos.

Firman:

Antonio Sanguino Páez

Presidente Partido Alianza Verde

Concejal de Bogotá, D.C.


Jorge Prieto Riveros

Senador


Antonio Navarro Wolff

Senador

Angélica Lozano Correa

Representantes a la Cámara por Bogotá

Ángela María Robledo

Representantes a la Cámara por Bogotá

Oscar Ospina Quintero

Representante a la Cámara por el Cauca

Jaime Navarro Wolff

Secretario General Partido Alianza Verde

Dirección Nacional:

Diana Alejandra Rodríguez

Angélica Marín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: