En “cuidados intensivos” implementación del modelo de salud de Bogotá, presenta retrasos significativos

Compartir

“Es necesario evaluar la gestión del Secretario de Salud”: Sanguino

Fuertes críticas, que van desde, equivocadas decisiones del Secretario de Salud, dificultad para acceder a los servicios, déficit de camas para la atención en hospitalización, particularmente en las subredes sur y sur occidente e incremento del déficit financiero, formuló el Concejal Antonio Sanguino, a la Administración Distrital, al evidenciar retrasos en la implementación del nuevo modelo de salud de Bogotá.

Por esta razón, puntualizó Sanguino “es necesario evaluar la gestión del Secretario de Salud y de todo el equipo que se conformó para llevar a cabo la implementación del nuevo modelo de salud que hoy se encuentra en “cuidados intensivos”. La lamentable situación que afronta la salud en la ciudad será dada a conocer hoy en el marco de un debate de control político citado por el Concejal.

El Acuerdo que reorganiza el sector salud en Bogotá, aprobado por el Concejo estableció un plazo de 12 meses como periodo de transición entre el antiguo y el nuevo modelo de salud, durante el cual se implementaría la reforma. Hoy, sin embargo, a cinco meses desde el inicio del plazo, el 71% de las actividades definidas en el Plan de acción se encuentran en desarrollo o sin inicio, lo que deduce un atraso en su implementación. “Una muestra evidente de dicho rezago es que al 13 de agosto faltaban por completar 11 acciones”, advirtió Sanguino.

Como consecuencia de las equivocadas decisiones del Secretario de Salud y de la demora en la implementación del modelo, seguimos con un, cada vez, más agónico servicio de salud en la Capital del país, como lo revelan que comparando el primer trimestre de este año con el del año anterior, se encontró que las peticiones, quejas y reclamos en seis de los 11 indicadores a los que hace seguimiento el distrito, aumentaron. Afirmó Sanguino.

Miente el Secretario de Salud

“En tres indicadores se demuestra que el Secretario de Salud nos ha mentido y ocultado información ya que se incrementó en un 255% los casos reportados por el no suministro de medicamentos. Igualmente se evidencia incremento en un 253% en la dificultad para acceder a los servicios, debido a problemas administrativos, y en un 126% la no prestación oportuna de los servicios”, denunció el Concejal Sanguino.

Igualmente, las cifras para los meses de julio y agosto sufren otro incremento considerable, evidenciando las secuelas de la mala implementación del nuevo modelo. A cuatro meses de finalizar el año, cuatro de los 11 indicadores ya superaron el 100% respecto al 2015: (No suministro de medicamentos con 142%, Dificultad Accesibilidad Administrativa con 137%, No Oportunidad de Servicios con 116%, e Incumplimiento Portabilidad Nacional con 111%).

El Concejal Sanguino en su investigación comprobó al revisar los indicadores de calidad en la asignación de citas de consulta externa, que se evidencia el deterioro en la calidad de la prestación de los servicios de hospitales de las cuatro subredes, calculadas por el aumento del tiempo para la prestación oportuna del servicio, es decir, se están asignando citas con mayor tiempo de espera con relación a enero de este año.

“Solventar el déficit de camas en los hospitales fue uno de los primeros anuncios del Secretario de Salud tras tomar posesión de su cargo, no obstante, a agosto del presente año aún hay un déficit de 276 camas para la atención en hospitalización, particularmente en las subredes sur y sur occidente”, indicó Sanguino.

Otro de los problemas detectados por Sanguino tiene que ver con el déficit financiero que tiene la red hospitalaria de Bogotá, el cual ha venido en incremento durante la presente administración; a la fecha el déficit operacional supera los $82.848 millones, generando también, un déficit por 73.470 millones de pesos en los resultados del ejercicio.

De la misma manera, las quejas por presuntas fallas en la calidad en la prestación del servicio de las ambulancias aumentaron en un 14% en comparación con los cuatro primeros meses de 2015. Respecto al promedio de los mismos meses, entre los años 2.013, 2014 y 2015, aumentó en 121%.

Por otro lado, respecto a Capital Salud, entidad que en su momento fue creada para ofrecer a la ciudad una EPS del Régimen Subsidiado, ante la baja de oferta y retiro de algunas EPS-S públicas de Bogotá durante la década de los años 2000; a la fecha presenta un descalabro en sus indicadores financieros respecto al promedio de indicadores de entidades del régimen subsidiado, con un déficit superior a los $330.000 millones, denunció Sanguino.

“En conclusión, se identifica que la Administración Distrital, tras ocho meses y medio de gestión, no ha generado acciones de choque para enfrentar la dramática situación en la prestación del servicio de salud. Seguiremos esperando que el gobierno de la ciudad en cabeza del Secretario de Salud, además de los planes financieros que se están gestando como medida para solucionar los problemas a corto, mediano y largo plazo, realmente le ponga el pecho a esta problemática”, señaló el Concejal Sanguino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: