Proyecto de Acuerdo 018

Compartir

Contratación en el Distrito Capital

Proyecto de Acuerdo N. 018 “Por medio del cual se dictan normas para fortalecer la participación y la veeduría ciudadana en el seguimiento, evaluación y control de la contratación en el Distrito Capital”.

Este proyecto de acuerdo tiene como objetivo que las entidades distritales publiquen, a través del portal contratación a la vista, información sobre la ejecución contractual, particularmente, relación de anticipos, datos de ubicación de los contratistas y de la interventoría, promoviendo de esta manera la participación y veeduría ciudadana en el seguimiento, evaluación y control de la contratación y la gestión pública en el Distrito.

La iniciativa también permite que la Administración Distrital exponga con transparencia el uso de los recursos públicos, y facilite el derecho y acceso a la información por parte de los ciudadanos.

El proyecto de acuerdo surge de la preocupación de las últimas experiencias contractuales del Distrito, que han demostrado fallas en el manejo de los recursos públicos por parte de los contratistas. La presencia de personas naturales y jurídicas -sociedades, consorcios, uniones temporales y otras formas societarias-, en la ejecución de contratos distritales que en el pasado habían sido señaladas, multadas, cuestionadas y/o sancionadas, por problemas relacionados con incumplimientos contractuales o prácticas corruptas, deben estar sujetas a la veeduría y control ciudadanos, para que dentro de esta función, se establezcan posibles inhabilidades, incompatibilidades, conflictos de intereses, o se verifiquen su experiencia, capital técnico, jurídico y financiero; y en consecuencia sean denunciadas.

Creemos que la lucha contra la corrupción debe mantenerse como prioridad en la agenda pública y en particular, deben activarse mecanismos de sanción social complementarios a los mecanismos de sanción penal, fiscal o disciplinaria. La creación de herramientas físicas y virtuales al alcance de los ciudadanos para combatir el fenómeno, resultan pertinentes para avanzar en una cultura ciudadana que asuma los recursos públicos como sagrados.

Estos instrumentos, y en general, el control social y ciudadano contribuye significativamente a restituir la confianza de los ciudadanos en sus instituciones, facilita la interacción entre Estado y ciudadanos para hacer más eficiente y transparente el uso de los recursos públicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: